miércoles, 25 de abril de 2007

Selectividad, pruebas de aptitud, y acceso a T&I


Como ya comentaba en mi anterior post, la recta última del curso ha comenzado, especialmente para aquellos que en poco más de dos meses tendrán que decidir su futuro académico más inmediato, optando por una de las cientos de titulaciones universitarias que se ofertan en nuestro país. A aquellos que ya saben con certeza cuál va a ser su primera opción de las cincuenta y tantas que se podrían escribir en el impreso de prescripción, no podría hacer otra cosa que darles mi enhorabuena y desearles toda la suerte y el ánimo del mundo, pues, además de ser una decisión difícil de tomar, no siempre es fácil acceder a los estudios que se desean.

Éste es el caso de Traducción e Interpretación. En la mayoría de las facultades de traducción del país se exige, no sólo una buena nota en selectividad, sino también la superación de un examen o prueba de nivel del idioma elegido como Lengua B. Existen, no obstante, algunas excepciones como las facultades de Traducción andaluzas donde, hace unos años, se suprimieron las pruebas de aptitud para acceder al primer ciclo.

Los exámenes varían de unas facultades a otras en lo que a nivel y a tipo de actividades se refiere. Por ejemplo, para acceder al primer ciclo de Traducción en la facultad de Salamanca es necesario superar 3 pruebas: un resumen en la lengua B de un texto escrito en español, un resumen en español de un texto escrito en la lengua B y una prueba oral que sólo se realizará en caso de que los anteriores ejercicios se hayan pasado con éxito.

De forma similar, aunque con ejercicios bastante curiosos, están las pruebas de la Universidad Pompeu Fabra donde, según me han podido contar, hace algunos años, en torno al 2000, las actividades consistían en lo siguiente: resumir en la lengua materna (español o catalán, pudiendo hacer ambas y pedir que sólo una sea corregida) una conferencia escuchada en directo en la Lengua B elegida y una actividad de traducción de directa.

Otras Universidades, como la Autónoma de Barcelona, eliminan la prueba oral y se centran únicamente en las escritas. En el caso de esta última se pueden encontrar ejemplos de exámenes de inglés, francés y alemán de hace un par de años aquí.

Hay quien ve que esta necesidad de superar un número determinado de pruebas y de obtener una nota en selectividad que sobrepase cuando menos el 7 confiere a la licenciatura un cierto carácter elitista. Otros, en cambio, lo consideran imprescindible para asegurar la calidad de la formación que reciben sus alumnos y asegurar el prestigio de sus Universidades.

Lo cierto es que en una titulación en la que se da por sentado el conocimiento hasta cierto nivel de al menos una lengua extranjera parece necesario algún tipo de prueba que seleccione a los que ya han alcanzado ese estadio y pueden seguir con un estudio mucho más profundo y exhaustivo como es el de Traducción. Seamos sinceros, por muy elitista y segregador que nos pueda parecer, algún tipo de método de selección, de tamiz, es necesario.

El idioma, herramienta básica para el traductor y sobre todo para el alumno en las clases de la lengua B, no puede ser un obstáculo para la compresión de conocimientos, ni mucho menos para seguir el desarrollo de las clases. Debería constituirse como todo lo contrario, un aliado con el proseguir aprendiendo la lengua, con el que seguir construyendo conocimientos partiendo de los ya adquiridos, y sobre todo como una ayuda con la que sortear los numerosos problemas que plantea el ejercicio de la traducción y/o interpretación.

Siguiendo con la idea de la “criba” en el acceso a traducción se podría pensar que para qué realizar una prueba adicional si ya contamos con unas notas de corte casi imposibles de alcanzar; ¡qué mejor “colador” que éstas!

No obstante, no parece ser que los exámenes de lenguas extranjeras de selectividad nos evalúen con la misma exigencia con la que lo hacen algunas Universidades, pues por lo pronto no se evalúan las destrezas de compresión y expresión orales (al menos en algunas Comunidades Autónomas como la andaluza).

No sé qué opináis sobre el tema, si veis o no imprescindibles las pruebas, si el hecho de que existan es “elitista”, si otorgan prestigio a las Universidades, si creéis que son necesarios dos tipos de pruebas (selectividad y las impuestas por las propias universidades), si eliminaríais alguna etc.

Por el momento, os invito a participar y a dar vuestra opinión, contando vuestra experiencia, algo que sin duda servirá de mucho a los futuros estudiantes de traducción.

Un saludo

Inmaculada Prieto

14 comentarios:

ECE dijo...

Hola!
UNa pregunta: pruebas de actitud o pruebas de aptitud? :) Es un error común. Las pruebas suelen ser de aptitud: para ver si eres apto para entrar, la actitud de la mayoría suele ser la adecuada: ganas de entrar, voluntad, etc. Fíjate si el error es común, que cuando yo hice las pruebas de Granada, también publicaron las listas de actitud, para desconcierto de todo el personal...
Saludos

Olli Carreira dijo...

Fallo mio Eu, le publique a Inma el texto y la cagué con la ortografía. En el descargo de ella, lo había escrito bien :D
Olli

ECE dijo...

He sido yo, (soy Elisa, ),... espero no haber sido demasiado tiquismiquis, es que esa confusión me hizo mucha gracia en su momento en Granada... teniendo en cuenta que se trataba de una facultad de traducción. No tiene importancia ninguna, el artículo es muy bueno y eso era un detalle nimio, no debía haber dicho nada... es defecto profesional.
Saludos

Inma dijo...

No te preocupes Elisa, si yo misma cuando lo vi se lo dije a Olli, así que en ese caso las dos seríamos igual de tiquismiquis :P.

Lo cierto es que "actitud" y "aptitud" son dos palabras que confunden bastante, no sólo por la casi idéntica pronunciación, sino porque muchas veces incluso uno mismo se tiene que parar a pensar cuál usar.

Un saludo y gracias :D

Inma

Alejandro dijo...

tengo una pregunta: ¿cuál es el nivel de las pruebas?
Estoy dudando por el nivel que piden en las universidades, por eso os preguntaba sobre el nivel.
Gracias de parte de un futuro universitario.

Olli Carreira dijo...

El nivel de las pruebas varía de una universidad a otra. En principio, se supone que para la lengua B se maneja un nivel intermedio avanzado, y para la lengua C, básico intermedio. Si puedes decirme a que universidad vas a acceder en principio, puedo darte más información específica sobre pruebas de acceso.
Un saludo

Olli

Alejandro dijo...

A la Pompeu Fabra de Barcelona en traducción e interpretación de alemán

Olli Carreira dijo...

Hola Alejandro,

puedes leer los requisitos de acceso a la Pompeu en: http://www.upf.edu/factii/cast/general/trad/preins0708/acceso0708.doc
Según lo que he leido, no se requiere superar prueba de acceso para Alemán. En cualquier caso, confírmalo con la administración de la universidad.

Un saludo

Alejandro dijo...

gracias por la atención!!!!nos vemosssss

elena dijo...

hola, a mi tambien me gustaria saber mas sobre estas pruebas de la universidad pompeu fabra de barcelona para traduccion e interpretacion de ingles. muchas gracias!

Olli Carreira dijo...

Elena,

la información sobre la Pompeu Fabra la tienes en un enlace publicado anteriormente. Te lo copio aqui:

http://www.upf.edu/factii/cast/general/trad/preins0708/acceso0708.doc

Un saludo

Olli

elena dijo...

muchas gracias ))

Mayte dijo...

Tengo el lunes la prueba de acceso de traducción e interpretación para la Universidad de Salamanca y quería saber de que consta, porque segun me dijeron es un resumen uno de español a inglés y otro de inglés a español, pero no encontre ningún modelo, no se que tipo de temas suelen poner ni si ponen preguntas a parte como hacen en la complutense de Madrid.
Responderme lo antes posible. Saludos.

Olli Carreira dijo...

Hola Mayte,

En Forotraducción (http://es.groups.yahoo.com/group/forotraduccion/)
puedes consultar varios modelos de pruebas de acceso, en la sección de "Archivos"

Un saludo

Olli